Vuelta al deporte tras inactividad

vuelta al deporte tras inactividad Adrián Gallego Goyanes

La sola experiencia de retomar la actividad física, sin importar cuál sea la causa inicial de la pausa, viene acompañada de múltiples resistencias, que incluyen emociones complejas, la disminución de la energía y la pérdida del acondicionamiento físico.

Especialmente, cuando el período ha sido prolongado, como en el caso de la pandemia por Covid-19, o cuando se ha reemplazado una rutina física saludable por un tiempo de esparcimiento algo descuidado, como ocurre en Navidad.

Lo que debes tener en cuenta para retomar el entrenamiento

Vencer la resistencia al regreso:

Lo primero que tienes que hacer es: comenzar. Y, aunque se lea muy fácil, llevarlo a la práctica es un poco más difícil de lo que parece. Una forma más sencilla de asumir nuevamente el reto de la actividad física es tomarte el tiempo para redescubrir la verdadera razón del entrenamiento.

Tener claro el objetivo puede servirte de ayuda para así lograr visualizar la meta, sin importar cuál sea: puede ser que quieras competir, ganar un torneo, perder peso, tener mayor vitalidad, sentirte más saludable, siempre hay una razón que engloba el esfuerzo que quieres volver a hacer.

Cada paso cuenta para retomar la actividad:

Si ya has logrado comenzar ¡Enhorabuena! Ahora el reto implica mantenerse en el camino deportivo. Una forma de lograrlo es comenzar con rutinas pequeñas, sin grandes exigencias, y poco a poco ir incrementando su duración e intensidad, de forma que puedas recobrar tu condición física anterior de manera paulatina.

Respeta tu período de readaptación al ejercicio:

Por otra parte, no intentes abarcar mucho en poco tiempo. La progresión debe ser gradual, pero también debe ser individualizada. Es por ello, que contar con el asesoramiento profesional sería lo ideal para retomar el entrenamiento.

Aprender a sentir el cuerpo, y de esta forma conocer la condición física actual, permite pronosticar el límite a corto plazo al que puedes llegar sin que aumenten los riesgos de lesión, con lo que se evita un nuevo período de inactividad.

Vencer la costumbre festiva:

Y por último, debes mantener el enfoque y dejar atrás el receso que te tomaste. No caigas en culpas, ni en remordimientos, ni en quejas. No puedes modificar el pasado, así que déjalo ir.

Sin importar la razón por la cual abandonaste el deporte en primer lugar, ni el tiempo que estuviste ausente, el momento actual es el que importa y el único que posees para hacer que el ejercicio se convierta nuevamente en parte de ti.

Vuelta al deporte tras inactividad Adrián Gallego Goyanes

Regresar al deporte en tiempos de pandemia

Una de las situaciones más difíciles que le ha tocado enfrentar a la humanidad en las últimas décadas es sin lugar a dudas la pandemia por Covid-19. La vida se ha modificado de tal manera, que ya ver una cara sin mascarilla en la calle, resulta insólito.

Toca asumir un nivel mayor de responsabilidad al hacer ejercicio, ya que una de las razones por la que practicamos deporte es para mantenernos saludables, y cuidar de nuestra salud forma parte indispensable de esta labor. Por ello, aquí tienes algunas de las razones por las que retomar tu práctica deportiva en medio de la pandemia resulta fundamental:

  • Mejora la condición física, con todos los beneficios que eso conlleva.
  • Libera endorfinas que permiten un mayor estado de bienestar físico y psicológico.
  • Despeja el proceso de pensamiento, distrayéndote de los problemas cotidianos.
  • Mejora el aparato cardiovascular.
  • Permite mantener un peso corporal saludable.

Además, es importante recordar la necesidad de mantener el distanciamiento social, lavar frecuentemente las manos, usar mascarillas (y renovarlas con frecuencia) especialmente en sitios concurridos, y al llegar a casa siempre tomar una ducha o asearse adecuadamente.